jueves, 12 de febrero de 2009

Modelando las cabezas de las marionetas.


Una vez ya tenemos los cuerpos terminados (al menos con todas las piezas construidas), ya podemos empezar a preparar la masa para modelar.

Para las cabezas de estas marionetas, así como para las de los pupis yo utilizo pasta de papel en polvo. Recordarán que en el anterior taller, el de "El ratón Nicolás y su amiga de la ciudad" utilicé pasta de madera, ya que al construir títeres de guante se ha de procurar que las cabezas de éstas no pesen demasiado.

Pero con las marionetas de hilo sí interesa que pesen un poco. Sobre todo la cabeza y los pies para facilitar la manipulación.

A pesar de que cada una de estas pastas son completamente diferentes (la pasta de papel pesa bastante cuando se ha secado y la pasta de madera justo lo contrario), ambas se mezclan con los mismos productos: cola blanca y agua.

No hay medida justa de una cosa o de la otra, todo es cuestión de probar. Echaremos un poco de polvo de pasta de papel en un cuenco, luego un poco de agua y por último la cola blanca. Revolveremos un poco con algún palo o cuchara y después sobre la mesa de trabajo, a modo de masa para el pan, comenzamos a amasar, echando de vez en cuando un poco de polvo hasta conseguir una consistencia que nos guste. Para mí, el punto bueno de la masa es cuando no se pega a las manos.

Una vez la masa está preparada, ya saben, echamos cola blanca a la pieza de madera seleccionada para la cabeza y..., ¡a modelar!

4 comentarios:

DORAMAS dijo...

Sigo atento a toda la fabricación. Adelante.

eL MAQUINISTA dijo...

Bonitos muñecos y mucho trabajo. Hacia tiempo que no pasaba por aquí. Un saludo, Jesús.

Elisa García dijo...

Gracias Doramas, ¿a que es interesante?.
Un saludo.

Elisa García dijo...

Hola Jesus, ¡cuánto tiempo!, muchas gracias por escribir tu comentario. Lo cierto es que sí, es mucho trabajo, pero estoy muy ilusionada. Por suerte tengo un nuevo creativo que me está echando una mano.
Un saludo.