jueves, 3 de julio de 2008

El cuento de Caperucita Roja.

Hace tan solo algunos días, hablé sobre el apoyo que pueden dar las marionetas en la narración oral. Concretamente con figuras planas, fáciles de hacer y manipular, tanto para padres, profesores y niños; como fomento de la lectura, del lenguaje, la comunicación y la integración, por citar unos pocos ejemplos.
He encontrado un vídeo en Youtube que muestra de forma gráfica dos cosas: una que no es tan difícil y otra cómo se puede hacer. Es una animación, pero si le ponemos un poco de imaginación veremos que también se puede realizar con las figuras planas, elaborándolas con papel pintado que luego pegaremos a un cartón y manipulando a los personajes con varillas.
Los actores y actrices que interviene en el doblaje de las voces son niños y son geniales. ¡Qué bien lo hacen! ¿No creen?